Al ingresar, usted acepta el uso de cookies para mejorar su experiencia de usuario y recopilar información sobre el uso Sitio. Para más información

Your message has been sent.

We thank you for your contact and will reply to your request as soon as possible.

Hotel Conservatorium

Volver a la lista

INFORMACIÓN

Conservatorium Hotel

Van Baerlestraat 27
Amsterdam
Netherlands

http://www.conservatoriumhotel.com/

Helena Bosch Ruesink



Coordinadora de comidas y bebidas

¿PUEDE CONTARNOS UNA HISTORIA O UNA ANÉCDOTA FAMOSA QUE REFLEJE EL CARÁCTER SINGULAR DE ESTE LUGAR?

El Hotel Conservatorium simboliza el refinamiento de Ámsterdam, es un lugar impregnado de glamour y elegancia para viajeros sofisticados y amantes del diseño. Esta obra arquitectónica, ubicada en la Plaza de los Museos, el centro cultural de la ciudad, asocia un edificio emblemático del patrimonio y un diseño contemporáneo, que ofrece a sus huéspedes una selección de restaurantes, un bar lounge y 1 000 m² de spa en el Akasha Holistic Wellbeing. El Conservatorium es un hotel esencial que se adapta perfectamente a la ciudad y se conoce en todo el mundo como "la sala de Ámsterdam".


El edificio, diseñado inicialmente por el arquitecto holandés Daniel Knuttel como sede del Rijkspostspaarbank, marcó la primera etapa de la rehabilitación del barrio de los museos a finales del siglo XIX.


En 1897, fue vendido por 120 310 florines (54 600 euros) para convertirse rápidamente en un icono indiscutible de la vida cultural de la ciudad, cuyo desarrollo sería estimulado por los tranvías tirados por caballos que iban del centro de Ámsterdam a Van Baerlestraat.

SI ESTE LUGAR FUERA UNA CANCIÓN, ¿CUÁL SERÍA?

Si el Hotel Conservatorium fuera una canción, sería una canción de jazz. Tal vez de Diana Krall: femenina, imponente y relajada a la vez, con acordes neoyorquinos y una gran dosis de estilo personal.

¿QUÉ LE HIZO APASIONARSE TANTO POR LOS VINOS Y LOS LICORES?

Todo empezó cuando conocí al Director Schilo van Coevorden. Trabajando con él, pude estar en contacto con la esencia de la gastronomía, los vinos y los licores. Schilo me retó para que trabajara en la imagen de marca del Tunes Bar, el lujoso bar del Conservatorium, en donde se encuentra la garrafa de LOUIS XIII RARE CASK. Ese reto era algo importante para mí e hice lo necesario por convertir al bar en uno de los lugares más populares de Ámsterdam. Con mis colegas del bar aprendí todo lo que tenía que saber sobre licores y además tuve la oportunidad de asistir a cursos sobre vinos y licores.

¿CÓMO Y CUÁNDO DESCUBRIÓ LOUIS XIII?

La primera vez fue en el Hotel Conservatorium, gracias al embajador de la marca Laurens van de Werfhorst, quien quería vender y promocionar LOUIS XIII en el hotel. Luego, tuvimos la oportunidad de promover LOUIS XIII RARE CASK en Benelux. Y además organicé y coordiné la conferencia de prensa que presentamos en el hotel.

¿QUÉ DIRÍA ACERCA DE LOUIS XIII A UNA PERSONA QUE NUNCA LO HA PROBADO?

Diría que se debe degustar en tres etapas para descubrir todos los sabores y las sensaciones en el paladar y el olfato, así como en la garganta. Entonces hay que cerrar los ojos e imaginar un día de otoño en un bosque húmedo y los rayos de sol que pasan a través de los árboles.

¿CUÁL ES EL SUEÑO MÁS GRANDE DE SU VIDA?

Mi sueño más grande es no aburrirme nunca, despertarme cada mañana con el deseo de salir adelante en todos los aspectos: familiar, laboral, de entretenimiento y con la gente que me rodea. Debe ser una pesadilla no tener sueños.

HELENA BOSCH RUESINK

Nací y crecí en Barcelona, Cataluña. Mi padre es catalán y mi padre es holandesa. Me mudé a Ámsterdam después de recibir mi diploma de turismo y administración hotelera. Siete años más tarde, comencé a participar en sectores como la organización de eventos, el márketing y las relaciones públicas. Además tengo un diploma de publicidad y relaciones públicas. Mi novio holandés y yo vivimos con dos gatos que nos alegran la vida. En mi tiempo libre, participo en entrenamientos, corro y tomo cursos de yoga. Voy a mi querida Barcelona cada vez que puedo. Me encanta la cocina internacional, sobre todo la de Indonesia y Tailandia, dos lugares que espero conocer pronto.